Facebook Twitter

 


Vamos a conocer el caso de Irasema, una profesionista de 32 años, casada, madre de 2 hijos, de 6 y 2 años de edad. Roberto, su marido, también profesionista, tiene 35 años. A lo largo de su vida, Irasema adquirió 2 metas: 1. Mantenerse delgada y 2. Ser atractiva.

Sin embargo, a pesar de mantenerse delgada y atractiva, poco a poco y sin que se notara, Irasema perdió su tranquilidad.

 

Las metas se fueron convirtiendo en verdaderas preocupaciones, primero leves, pero cada vez más serias y siempre eran sobre “bajar de peso”.


Aunque se mantenía delgada y hermosa, sus ideas y pensamientos, eran “estoy muy gorda”, “debo dejar de comer”, hasta convertirse en expresiones auto-destructivas, como: “así no le voy a gustar a nadie”, aun cuando Roberto le dijese lo atractiva, delgada y hermosa que a él le parecía.

 

El mismo panorama podría existir si Irasema, por cuestiones hereditarias, tuviera una tendencia a la obesidad, solo que con altas probabilidades de que, en esta situación, ella presentara sobrepeso u obesidad, con las mismas ideas y pensamientos negativos sobre sí misma.

La elaboración de estos pensamientos, si bien puede parecer que nacen de uno mismo, la realidad es que surgen y se fortalecen de los comentarios, opiniones y conceptos que las personas importantes de nuestra vida expresan sobre nosotros. Y lo más importante, que se expresan como conceptos de valor para cualquier persona, aunque no sea sobre nosotros, de tal forma que, a lo largo del tiempo, de tanto escucharlos, los aprendemos e incorporamos a nuestra manera de ser, como regla de vida y de comportamiento.

Después de años de este tipo de estímulos en el contacto con las personas importantes para Irasema, ella aprende a tener un concepto de sí misma o autoimagen, pobre, limitada o auto-destructiva.

En ese momento, la idea de bajar de peso, de no estar gorda, se convierte en una preocupación constante; esta preocupación constante o crónica es un estrés que provoca en su cuerpo una serie de reacciones normales o fisiológicas, que con el tiempo se vuelven disfuncionales.

Existen varias opciones de comportamiento o respuesta, pero tal vez las más importantes son las siguientes:

1. La persona que, ante el estrés crónico producido por la idea de estar pasada de peso, aun delgada pero con una idea o imagen de sí misma “gorda”, responde con limitación de ingesta de alimentos o restricción alimentaria.

2. La persona con tendencia a la obesidad que, ante el estrés crónico producido por la idea de “no subir de peso” o “no poder bajar de peso”, responde con conductas de sobrealimentación.

Para las personas como Irasema, el camino para superar con éxito estas condiciones de vida es difícil y está lleno de fracasos que deterioran y dañan aún más, su ya de por sí, pobre auto-imagen.

Un concepto válido y ampliamente conocido es que el mejor tratamiento para el sobrepeso y/o la obesidad es aprender a comer lo que la persona necesita de acuerdo a su edad, sexo, complexión física y tipo de actividad y a tener una actividad física moderada, como por ejemplo, caminar.

Sin embargo, como ya mencioné, el camino está lleno de fracasos y sin sabores, entonces la pregunta a responder es:

¿Qué opciones se les pueden ofrecer a las personas como Irasema?
1. Aprender a identificar sus fuentes de estrés y preocupaciones internos y externos.
2. Identificar los conceptos e ideas que tienen y/o poseen de sí mismos (estrés interno).
3. Desarrollar ideas nuevas y mejores de sí mismos para fortalecer su auto-imagen o auto-estima, asociadas a otros aspectos y cualidades diferentes a la apariencia (peso corporal).
4. Aprender a identificar las señales internas: las sensaciones corporales de hambre, sed, estrés, ansiedad, etc.
5. Que practiquen métodos efectivos del manejo del estrés, como son:


• Métodos de solución de problemas
• Métodos adecuados para la toma de decisiones.
• Técnicas de relajación.
• Incremento de la actividad física.


Todas estas opciones se deben llevar a cabo con profesionales y con un seguimiento adecuado para disminuir al máximo otros fracasos.

Comentarios

Suscríbete a Nutrien

Suscríbete a la Revista Electrónica

Descarga la Revista

Revista Nutrien #7

Facebook

Banner

Números anteriores

Nutrien, Revista #3Nutrien, Revista #4

Banner

Banner

Búscala en:

American Overseas Dietetic Association

image

Nutrien Recomienda

En esta sección encontrarás consejos útiles  para la compra de alimentos

Ver los Productos

image

Recetas Nutrien

Esta sección contiene las recetas de Nutrien para una cocina saludable y deliciosa.

Ver las Recetas

image

Consulta Experto

En esta Seccion encontrarás preguntas sobre nutrición y salud respondidas por nuestro experto.

Entra a Consulta

image

Basado en Evidencia

En esta sección encontraras algunos datos curiosos basados en Evidencia.

Enterate